CLINIQUE APUESTA POR EL FITNESS FACIAL

Sculptwear Lift Serum and contour, Sculptwear Contouring massage cream mask y el cabezal Sonic System Massage

Hay dos premisas fundamentales a tener en cuenta antes de leer este post. La primera es que el deporte y una servidora no se llevan bien (prefiero andar a paso ligero) y la segunda es que de entre todos los cosméticos siento debilidad confesa por las mascarillas. Dicho lo anterior empiezo este post sobre Clinique y su propuesta de Fitness Facial.

Clinique acaba de lanzar Sculptwear al mercado y he tenido la oportunidad de poner a prueba las novedades: Sculptwear Lift Serum and contour, Sculptwear Contouring massage cream mask y el cabezal Sonic System Massage intercambiable con el cepillo de limpieza de Clinique.

Sculptwear Lift Serum and contour es un serum blanquecino que se aplica en rostro y cuello. Se absorbe rápidamente y no deja sensación grasa. La finalidad de este sérum es afinar la piel y reafirmarla. Tiene efecto tensor y reafirmante, evita la aparición de flacidez, ayuda a promover la producción natural de colágeno, ácido hialurónico y elastina. Está formulado para dar una forma más definida a las mejillas, tonificar y tensar la zona de la mandíbula, suavizar y tensar las líneas de expresión del cuello y aportar un efecto tensor inmediato. Se puede aplicar una cantidad mayor de la habitual en un serum, sobretodo si tenemos en cuenta que es específico para cara y cuello. Es recomendable aplicarlo en el cuello desde el escote hacia la barbilla con suavidad.

La mascarilla Sculptwear Contouring massage cream mask está pensada para funcionar con el cabezal Sonic System Massage Treatment Applicator que sustituye al cepillo en el Cepillo Sonico de Clinique. No tengo el cepillo de Clinique así que no he probado el cabezal pero sí la mascarilla y la he masajeado como haría con un tratamiento de cabina… al menos lo he intentado. Esta mascarilla me tiene loca. El efecto inmediato es de luminosidad y aunque es un efecto óptico, se agradece muchísimo. Hidrata bien la piel sin sobrecargarla y, lo importante, las líneas de expresión se reducen. Donde puedo examinar mejor ese efecto es en el rictus que es donde tengo mis ligeras líneas de expresión y donde noto el efecto tensor. Recomiendan aplicar la mascarilla y hacer un masaje con el cabezal de 2 a 3 veces a la semana. A largo plazo tiene un efecto reafirmante y suavizante que son fruto de que el tratamiento incrementa la producción natural de ácido hialurónico, colágeno y elastina. También se nota como la piel mantiene una firmeza mayor, reduce las líneas y arrugas e hidrata la piel.

Un detalle del cabezal Sonic System Massage Treatment Applicator es que también se recomienda utilizarlo todas las noches con la crema Repairwear Sculpting Night Cream para conseguir una mayor eficacia del tratamiento.

Me encantan los productos específicos. Me gustan las mascarillas porque aportan ese mimo extra que no puedes permitirte todos los días. Las mascarillas están en ese intermedio entre el tratamiento diario y el tratamiento de cabina. Es como tener tu momento de relax. Las agradezco porque hacen que te reconcilies con el cuidado diario de la piel, en lugar de ver una carga en el momento de poner la crema diaria, encuentres un momento de tranquilidad para ti misma. 10 minutos un par de veces a la semana no es mucho tiempo pero sí el suficiente como para relajarse y volver a empezar.

Si te ha gustado, compártelo y ayúdanos a crecer!

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *